Go to the top

¿Por qué no logro conectar con mi equipo? (y III)

Comunicación directiva, Liderazgo /
comu1

El mapa no es el territorio“. Seguro que has escuchado esta frase en alguna ocasión. Es una de las presuposiciones de la PNL y hasta hace no mucho yo pensaba que era una frase atribuida a Richard Bandler. La frase pertenece a Alfred Korzybski, padre de la Semántica General. El señor Korzybski defendía la teoría de que los seres humanos están limitados en su conocimiento por la estructura de su sistema nervioso y la estructura de sus lenguas. Su percepción de la realidad no siempre es la realidad.

 

Cada uno de nosotros percibimos la realidad de manera diferente. Podríamos decir que nos movemos por la vida guiándonos con un “mapa” que hemos ido elaborando y actualizando en nuestro cerebro, nuestra mente. Este “mapa” es el que nos indica como actuar ante determinadas situaciones, lo que esta bien y lo que no, lo que nos gusta y lo que no, etc. En cierta forma, es como una serie de filtros que hemos instalado, a través de los cuales vemos la realidad que nos rodea.

 

La mayoría de los conflictos suelen tener su origen en un problema de comunicación. Tenemos que asumir y ser conscientes de que cuando decimos algo, como cuando escuchamos, lo hacemos desde nuestro “mapa”, desde nuestra percepción de la realidad, y es muy posible que el mapa mental de la persona que tenemos enfrente sea diferente al nuestro. Si esto no lo tenemos en cuenta, nunca lograremos una buena comunicación. No lograremos conectar.

 

Tenemos que aprender a aceptar que la forma de vivir y ver la realidad de la persona que tenemos enfrente no es igual a la nuestra. Esto no quiere decir que tengamos que estar de acuerdo con su punto de vista. Quizás no aceptemos su postura u opinión, pero podemos llegar a entender porque piensa y actúa como lo hace.

 

¿No suena esto a empatía? Sí, claro que tiene que ver con la empatía, pero la empatía bien entendida. Daniel Goleman, que nos dio a conocer el concepto de Inteligencia Emocional, nos da tres razones por las que la empatía es tan importante en el mundo profesional. La primera es que cada vez trabajamos más en equipo. La segunda es la globalización, con los consiguientes problemas de comunicación y malentendidos. Y la tercera es la necesidad de retener el talento (o las personas talentosas) en las empresas.

 

“Líderes con empatía, dice Goleman, hacen mucho más que simpatizar o sentir compasión por la gente que tienen alrededor. Usan sus conocimientos con ingenio para mejorar sus empresas. Esto no significa que estén de acuerdo con el punto de vista de todo el mundo, ni que pretendan agradar o caer bien a todos, pero sí tienen en consideración los sentimientos de sus empleados, además de otros aspectos, a la hora de tomar decisiones”.

 

Cuando te encuentres en la situación en la que no entiendas la postura de tu equipo o de alguien de tu equipo, pregúntate: ¿Qué es lo que estará pensado esta persona para actuar así? ¿Qué es lo que siente? ¿Qué es lo que conforma su punto de vista? ¿Qué es lo que hace que piense como piensa? Intenta no ver la situación o el problema solo desde tu punto de vista, desde tu percepción. Por unos momentos haz el esfuerzo de ponerte en su lugar.

 

Esto, como todo, requiere cierta práctica. Es un hábito que tiene que ser entrenado. Si lo hacemos, no solo veremos como nuestra capacidad de comunicación mejora, además aprenderemos a ser más objetivos, menos críticos y nos abriremos a nuevos puntos de vista. Ampliaremos nuestro “mapa”y tendremos una mayor, mejor y diferente percepción de la realidad que nos rodea. Quizás, esta sea la clave que te ayude a “reconectar” con tu equipo.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR