Un buen diagnóstico para mejorar los resultados del equipo de trabajo

Para saber a dónde ir hay que saber dónde se está

Ante un simple dolor de cabeza, podemos acudir a diferentes soluciones. Ibuprofeno, paracetamol, aspirina…, cualquiera de estos remedios puede ser valido, incluso el adecuado. Pero también es posible que solo sea un parche momentáneo. Y la razón es que sin saber la causa real, aplicar el remedio es jugar a la ruleta.

A la hora de mejorar la eficacia de un equipo de trabajo y de realizar un cambio para conseguir una mejora hay que acertar en aplicar la solución adecuada. Hoy en día estamos siendo bombardeados con infinitas soluciones para mejorar los resultados, la productividad, la gestión del tiempo, los conflictos internos, la comunicación, el ambiente de trabajo, etc., y prácticamente todas las soluciones vienen bajo la figura de la formación. Necesito mejorar resultados en mi equipo de ventas, entonces, contrato la mejor formación que me puedo permitir para lograr esa mejora en resultados.

No tenemos tiempo. Necesitamos resultados rápidos. Nuestro presupuesto es ajustado y encima nos presionan. Por lo tanto, nos centramos en la búsqueda de la formación ideal y esperamos que el cambio venga por sí solo. La mayoría de la ocasiones, la formación contratada no es la ideal y los resultados obtenidos no son los esperados. Es mas, en ocasiones, nuestros equipos comerciales están saturados de formación. “Otra más”, suelen decir cuando se les propone un nuevo curso de técnicas de venta. No obtenemos el resultado deseado porque aplicamos una solución sin haber realizado un buen diagnóstico previo. No definimos un objetivo claro y real de qué es lo que pretendemos conseguir con el cambio.

Alfonso Perez Azcárate   |   info@apazcarate.com   |   609466500

El diagnóstico previo es fundamental. Y no es complicado, pero sí tenemos que dedicarle un poco de tiempo.

  • Lo primero, es definir claramente qué es lo que queremos conseguir con el cambio a realizar. Cuál es el cambio que deseamos. Cuál es el objetivo.
  • En segundo lugar, realizar una evaluación real de cuál es la situación actual del equipo respecto a ese objetivo que queremos lograr.
  • La tercera parte, es analizar todas la opciones, alternativas y herramientas de las que disponemos para lograr nuestro objetivo.
  • Y por último, ponernos en marcha, pasar a la acción, sabiendo lo que queremos conseguir, cuál es la situación actual, que opciones tenemos y cuál es la herramienta mas eficaz con la que afrontar mi problema.

En resumen, y volviendo al símil del principio, saber cual es la causa del dolor de cabeza e identificar el remedio adecuado para esa causa.

La formación o capacitación es muy importante para el desarrollo del equipo y de la empresa. Pero tenemos que saber identificar cuál es la más adecuada en el contexto real del momento en el que la queramos aplicar. Si lo que pretendemos es generar un cambio positivo e importante dentro de nuestro equipo comercial, no comencemos buscando las soluciones, comencemos realizando un buen diagnóstico de la situación, de dónde estamos y a dónde queremos llegar. Entonces estaremos en condiciones de encontrar la solución optima a nuestro problema y lograremos el cambio que deseamos.

¿Cuál es el cambio que deseas para tu equipo comercial?

 

 

 

 

Alfonso Perez Azcárate   |   www.apazcarate.com   |   info@apazcarate.com   |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.