…¿Y si no tengo micrófono?

En el post anterior te hablé de cómo usar un micrófono en tu presentación y de los diferentes tipos de micrófonos que te puedes encontrar.

Hoy te voy a hablar de cómo dar tu presentación cuando no tienes micrófono. Puede ser que no lo necesites porque la sala es pequeña, o puede darse la situación de que tu micrófono falle. Imagina que estás delante del público, y de repente, el sonido falla.

Muchas de las presentaciones que hagas las harás sin micrófono y hay tres cosas que deberías tener en cuenta:

  1. Tienes que hablar más alto de lo normal. Para que todo el público te oiga bien tienes que hablar como si le estuvieses hablando a la última persona del fondo de la sala. Si ella o él te oyen y te escuchan bien el resto también lo hará. Recuerda, entonces, hablar lo suficientemente alto para que la persona que está al final del todo, al fondo, te pueda escuchar sin problemas.
  2. Hablar más alto no implica hablar más claro. Tendrás que hablar más alto pero también tienes que hacer que te entiendan. Vocaliza muy bien cuando hables.
  3. Habla más despacio (sin llegar a aburrir). A veces estamos tan inmersos en nuestra presentación, tan concentrados en lo que estamos diciendo, que nos aceleramos. Si además, estamos un poco nerviosos, pues nos aceleramos más y hablamos más deprisa de como lo haríamos normalmente. Tranquilo, y procura hablar más despacio para que se te entienda.

Espero haberte ayudado. Para cualquier duda o consulta sobre presentaciones en público puedes escribirme a info@presentacionesenpublico.com, estaré encantado de ayudarte.

 

 

 

 

Alfonso Pérez Azcárate / www.apazcarate.com / info@apazcarate.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.